SÉ EL DUEÑO DE TU TIEMPO

El tiempo es lo más valioso que se puede tener.  Los periodos en los que se vive, se crean los proyectos de vida, cuando te desarrollas, maduras, investigas y estudias, buscas un nuevo empleo, buscas pareja, te casa, viajas, sufres fracasos, consigues éxitos e intentas ser feliz, durante ese tiempo, a menos que ganes la lotería o tengas una herencia, vas a tener que trabajar para ganarte la vida. Pasa tiempo mientras pagas la hipoteca, las letras del coche y el resto de  las facturas, se pasa el tiempo y la vida. Para desarrollarte profesionalmente y conseguir pagar tus deudas adquiridas, puedes conseguirlo de diferentes formas. La mas habitual es haber dedicado algunos años a estudiar una profesión concreta, solicitar la admisión en alguna compañía y trabajar para otro, en una empresa o volver a estudiar durante otro tiempo, sacar una oposición y dedicarle tu tiempo a la Administración Pública. En ambos casos con unos horarios fijos estrictos, unas reglas y un salario «seguro», pero, en la mayor parte de los casos, mediocre.

Otra posibilidad es adueñarte de tu tiempo y trabajar para ti mismo. Hacerte freelance. Seguro tienes algún conocido, algún familiar que es autónomo. Es muy interesante conocer a estas personas y su peculiar forma de pensar. Estas personas han encontrado en el autoempleo una manera de ganarse la vida y desarrollar su carrera profesional, quizá algunos después de ser despedido de un trabajo que parecía seguro. Muchos ejecutivos de grandes corporaciones creen que sus puestos son asegurados. Durante años, su cerebro se relaja y cuando sucede lo inevitable -Nada es para siempre- surgen las ansiedades, depresiones y otras dolencias mas graves.

Sinceramente solo encuentro virtudes a la idea de ser freelance. Puedes desarrollar tu profesión según el ritmo que tu le impongas, puedes conciliar tu vida laboral y profesional, tienes unos alicientes difíciles de conseguir en un empleo.  Demasiadas ventajas como para no desarrollar tu vida profesional de esta forma.

Sin embargo aunque todo son grandes ventajas y beneficios. Para poder convertirte en autónomo y hacerte dueño de tu tiempo y destino, tienes que tener una gran disposición y valentía. Quizá sea necesario una inversión para que puedas cubrir todas las necesidades que exige el proyecto. Para cubrir estas demandas y antes de lanzarte a la aventura, debes buscar el mejor partner. Asociarte con una empresa que realmente haya y este demostrando que puede darte cobertura en tus necesidades. Grandes comisiones, herramientas comerciales, motivación y la posibilidad de crecer.

Si todo lo descrito anteriormente te encaja y crees que puedes pertenecer a un equipo que demuestra continuamente su buen saber hacer, escríbenos, te mostraremos como puedes desarrollar tu propio proyecto.

David Santos

*foto Alvaro Remis trabajando en Toledo.
No Comments

Post A Comment