2 motivos por los que tengo miedo a vender PUERTA FRIA

Desde que comencé en la profesión como vendedor siempre le tuve mucho respeto a la frase: Venta a puerta fría.

 

Cuando decidí ser comercial de telecomunicaciones, enseguida me di cuenta que nadie me iba a llamar para que le vendiera mis servicios tecnológicos, que las recomendaciones eran pocas o muy pocas, que las visitas de un departamento de telemarketing solo son un pequeño complemento y que aunque tuviera visitas concertadas, muchos gerentes se olvidaban de estas visitas y de las fechas, no estaban en ese momento y que tampoco me esperaban con el bolígrafo para firmar el contrato sin pasar por un proceso de ventas. Así que no me quedaba otra alternativa que lanzarme a hacer puerta fría.

Fue cuando descubrí que sufría verdaderos temores y me ponía mil excusas para no entrar en las empresas a puerta fría. Algo que se enfrentaba a la realidad de mi labor comercial. Pues sin visitas comerciales no existen procesos de venta y por consiguiente cierres y contratos firmados. Así que puse máxima atención en descubrir y analizar mis miedos y excusas.

Ser capaz de analizar este o estos miedos a la venta a puerta fría es parte de una labor psicológica, de una introspección en nuestro ser mas profundo. Una tarea de concientizar que emociones nos despiertan estos rechazos ¿Nos despiertan sentimientos de la infancia? ¿Siempre nos han hablado mal de las personas que venden?

Cada uno tenemos nuestras creencias establecidas e implantadas. Yo te recomiendo a que encuentres las tuyas. Ármate de un papel y un bolígrafo y anota tus temores y creencias. Es muy importantes plasmarlas en papel y por escrito.

Recuerdo hace muchos años, –madre mía, mas de 20 años- cuando comenzaba en mis labores comerciales dentro del sector de las telecomunicaciones y hacia puerta fría, lo primero que me decían en las empresas que visitaba era;

    YA ESTAMOS CUBIERTOS, NO NECESITAMOS.

Esta forma de echarme de la empresa me machacaba internamente ¿Como era posible que nadie necesitaba teléfonos en su empresa? Me sentía la persona mas ingrata, por ir a molestar a esa empresa cuando ya tenían cubierto el servicio que yo ofrecía. Que clase de persona era yo, que molestaba a profesionales en su trabajo diario intentando ofrecer un servicio que parecía ya establecido en el tejido empresarial. Con el paso del tiempo y después de recibir innumerables rechazos, tuve que parar a analizar que me ocurría y porque tenia estos sentimientos. Y empecé a hacerme preguntas.

Las respuestas vinieron solas, y funcionaron como un antivirus con capacidad de reseteo. Fui capaz de instalar un Software totalmente nuevo, en el que de forma clara entendía que ninguna empresa se comunica con señales de humo a estas alturas de la era tecnológica. Comprendí que era normal entrar en una empresa y no ser recibido como el salvador de las telecomunicaciones. ¿Te imaginas una empresa en la que nada mas entrar por la puerta y decirles que representas a un tele operador, se vuelven locos de alegría, pues todavía utilizan el método de comunicación por TAN TAN?

 

Estos dos motivos son capaces de paralizarte laboralmente.

  • Vergüenza. Este sentimiento se despierta porque tenemos el ¨prejuicio¨ de que existe algo poco honroso en el acto de vender. Durante nuestra vida y en la educación mas temprana hemos adquirido creencias que quizá no corresponden con la realidad. Es posible que el acto de vender lo asociemos con la ¨manipulación negativa¨. Quizá crees que vas a forzar a alguien que realmente no quiere comprar.
  • Miedo a que me digan que NO. Este es uno de los motivos mas poderosos de porque los vendedores nos ponemos excusas para entrar en una empresa sin conocer a nadie. Este miedo sigue ligado a nuestra educación y el modo en que nos ha afectado. El miedo a exponerte tal y como eres, a que se rían de ti por atreverte a haber entrado en esa empresa sin consentimiento previo, así como se rieron de ti en clase, en el colegio cuando hacías una exposición sobre algún trabajo. Es un miedo al NO porque crees que es un no a tu persona, puede que te sientas rechazado a nivel personal.

 

SOLUCIONES:

Se trata de añadir nuevas creencias en tu vida. Pero debe ser de forma natural y de forma convincente. Como cuando creías que de verdad que eran los Reyes Magos quienes te dejaban los juguetes en la época de Navidad. De la misma forma puedes interiorizar que no vendes, ayudas a empresas y asesoras tecnológicamente. 

NO VENDES AYUDAS, ASESORAS E IMPLANTAS NUEVAS SOLUCIONES TECNOLÓGICAS.

A lo largo del tiempo he conseguido ayudar a empresas a que entiendan sus facturas, a economizar e implementar mejores tarifas, aplicaciones y servicios tecnológicos que ayudan a la competitividad de la propia empresa. He creado riqueza.

Ejemplos de simples creencias falsas que nos decimos continuamente:

  •  La ropa me queda pequeña. Realidad; Estoy engordando.
  • Mañana saldrá el sol. Realidad; La tierra dar otra vuelta alrededor del sol.

No hay nada de vergonzoso en vender y ofrecer tus servicios. En CORINTO estamos preparados para AYUDARTE a que crezcas profesionalmente. Cada vez ayudamos a mas personas a que escojan como trabajar y que de una forma realista alcancen La Libertad Laboral. 

David Santos.

No Comments

Post A Comment