6 puntos que requieren CERO talento

A veces para ser super héroes no es necesario llevar una capa de color rojo y un traje especial. Tampoco es necesario disponer de unos poderes determinados que te hagan diferenciarte del resto de los mortales. Para conseguir ser un super héroe, muchas veces basta solamente con aplicar comportamientos normales en situaciones cotidianas, que muchas otras personas olvidan. Y son esas cualidades las que nos hacen saltar en evidencia.

PUNTUALIDAD.

Ser puntual es una de las características que nos define, habla sobre quienes somos, sobre todo en el entorno profesional. La capacidad de la puntualidad es uno de los hábitos de las personas exitosas. Forma parte del compromiso y el valor que le damos a nuestro tiempo. Las personas puntuales no solo se preocupan de organizar su tiempo, con este hábito están respetando a los demás y asumiendo que su tiempo cuenta tanto como el nuestro. No es necesario comentar que hacer que todos tengan que estar siempre esperando por ti porque eres impuntual es demostrar nulo interés, respeto y consideración con el resto.

ÉTICA LABORAL.

La ética laboral forma parte de tu columna vertebral como persona, es parte de tu carácter. Hablar mal de tu empresa, organización, un producto o servicio de tu compañía o de un compañero, sin estar en una reunión de construcción y de forma positiva es una forma de faltar a tu ética profesional. Tus clientes detectan enseguida la fata de ética, bien sea hacia tu organización o hacia tus propios clientes, por no hablar de las empresas para las que en un futuro podrás prestar servicio.

ESFORZARSE MAS. 

Hace mas de 20 años leí el libro que quizá mas ha influido en mi vida profesional y personal. EL SER EXCELENTE. Este magnifica obra escrita por Miguel Ángel Cornejo explica de forma clara y concisa como aplicar la Ley del Kilómetro Extra. Nosotros los vendedores, al igual que el resto de los mortales, tratamos siempre de lograr nuestros objetivos con el menor esfuerzo posible, tratando de no salir de nuestra zona de confort. Esta situación provoca un choque directo con la posibilidad de triunfar de forma exitosa en nuestra difícil profesión como comerciales de telecomunicaciones. Las personas que triunfan son personas que en algún momento han estado dispuestas a hacer algo que la mayoría no han querido hacer. El éxito llega después de un trabajo de esfuerzo.

LA ACTITUD.

Existe una gran diferencia entre actitud y aptitud. La primera habla de tu carácter y buena disposición para afrontar diferentes retos. La segunda es la capacidad física o psíquica  de tus condiciones particulares para desempeñar una labor. Una actitud correcta es no detenerse hasta que tu trabajo esté terminado con éxito. Terminar una labor bien no debe ser suficiente. Debe estar acabado con éxito. Hacer que tu desempeño sobresalga en todo lo que haces, sin importar que para ello tengas que trabajar horas extra y prestar atención a todos los detalles.

PASIÓN POR TU PROFESIÓN.

La falta de pasión se traduce en apatía, desidia y dejadez. Si permites que los obstáculos te detengan, y no asumes los retos con entusiasmo, estas más cerca del fracaso que del éxito. Tu trabajo como comercial de telecomunicaciones es resolver los problemas de tus clientes, por lo que debes buscar hacerlo de maneras cada vez más innovadoras. No puedes relajarte y no seguir estudiando e innovando. Sigue adelante con tu propósito. ¿Recuerdas el primer mes que empezaste a trabajar en la empresa? Haz memoria y acuérdate del entusiasmo por poder desarrollar este proyecto. Esa pasión debe mantenerse, pero es tu responsabilidad fomentarla. Hazte responsable de tus acciones y de tus resultados, y evita poner excusas cuando las cosas no salgan como lo has planeado. Admite tus errores y úsalos como experiencias de aprendizaje para no caer en lo mismo otra vez. Asimismo, nunca culpes a los demás, a tus superiores, a tus compañeros, a tus clientes, por tus fracasos.

HUMILDAD.

Tener humildad es mucho mas importante de lo que pueda parecer. Parte de ello es reconocer las contribuciones de todos, todos los compañeros trabajan duro y se esfuerzan cada día para que tu trabajo pueda salir adelante con existo. Eso es algo que se debe agradecer. Muestra gratitud con todos los que hacen posible que tu labor pueda tener un desarrollo correcto. Aprecia a tus clientes leales. Ellos son los que ademas de recomendarte han confiado en ti para que puedas continuar tu trabajo.  Procura siempre aprender de los demás, incluso aunque seas un ejemplo a seguir en tu empresa. Y, aunque te tomes tu trabajo muy en serio. Aprende de tus superiores, colegas de oficina, de tus clientes y hasta de la persona que se encarga de limpiarte el escritorio.

Como ves, para ser un vendedor de éxito, muchas veces no es necesario hacer cosas extraordinarias. Basta con hacer las cosas mas cotidianas del mundo.

Frase para tu Twitter:

“Si tienes un ideal en la vida, un motivo para luchar un sueño por realizar, se tendrá una razón para vivir”. 

David Santos

No Comments

Post A Comment